lunes, 22 de junio de 2009

El sanathorio vuelve a abrir sus puertas en invierno

El taller y el panel de la batalla del hombre y las bestias en plena ejecución.


La estacion enfría y se torna propicia para la recolección de especímenes. Muchos santos de las fabulas mas ardientes de Zurbaran pierden el apetito sexual y las reuniones con ellos se vuelven mas bien aburridas; el invierno se acerca y de hecho se torna aun mas propicio para la recoleccion de milagros y la canonizacion de todo martir varón.
Debo recordar trasladar las vertebras de Santa Inés a la casa de mamá, la humedad es la peor enemiga de toda reliquia sensual .
carroña carroña carroña carroña....


Laboratorio de disección a las 3:00 pm después de almorzar arenques ahumados y patatas fritas con James Ensor.
La manía de urgar en la nariz del gigante muerto queda saciada con la inminente apertura de las primeras membranas que protegen el estómago, dando la vuelta completamente al cuerpo se da uno cuenta de nuestra naturaleza enguantada, ni los zapatos de Magritte ni los guantes de Giorgio De Chirico relatan tantas maravillas, nein!!! un vil guante carente de mano, a la larga nuestra naturaleza pomposa termina siendo humillada y el cuero macerado es todo lo que queda. Un destino bastante apetecible dicho sea de paso, el descanso resulta mas cómodo de lo que pensé, a las 5 en punto debo volver a pintar.



Una nueva muerte de Marat para mi colección. La labor me tomará unos días mas. Aún falta el gran insecto que se posará sobre el.

Richard Wagner no soportó mas las sedas y satenes, detesta a Ludwig de Baviera y se acaba de mudar a un barrio de poca monta, asumo que el pedirle una taza de azucar va a ser mas dificil de lo que pensé. El drama musical no tiene la menor piedad de un vulgar vecino como yo, jamás se me perdonará el que Tannhauser sea una de mis obras favoritas: Venus gobierna a pesar de su mirada estupida.

Albertus Seba (Etzel 1665 - Ámsterdan 1736). No hay nada como revisar la catalogacion de animales de este risueño buscador de bichos rastreros. Dejar en evidencia a Dios es un sano deporte y los grabados resultantes son en verdad deliciosos. En fin, termino con una musaraña con tintes de topo. Creo que el día no será tan improductivo.

2 comentarios:

luis alberton Huaman Gamarra dijo...

Estimado colega
Es muy muy buena tu propuesta para mi superrealista pero agregale algo de indigenismo, simbologia preinca para cuando vean tus cuadros recuerden el amor al Perù.

UNO DE TANTOS dijo...

Basura! El arte no tiene ideología, el mejor amor a la patria se expresa haciendo más que bien lo que uno sabe hacer, no convirtiéndose en un panfleto viviente. Hay buenos cuadros indigenistas, pero los del montón no pasan de ser esas paternalistas y sufridas pinturas que se venden en el parque Kennedy. A mí me gustó el cuadro de la disección y lo mejor de todo es que cada quien puede interpretarlo como se le antoje, aún si riñen con la visión del artista.
Porque de eso trata el arte.

saludos José, pintas muy bien.